SABÍAS QUE

Plan de las bodegas españolas para la lucha contra el cambio climático en el viñedo

13 proyectos de I+D+i sobre el cambio climático apoyados por la Plataforma Tecnológica del Vino aprobó la Administración en el 2018. El presupuesto total de estos 13 proyectos fue de 10,1 M€ y contaron con la participación de 29 bodegas, 19 organismos de investigación y 4 asociaciones vitivinícolas y DD. OO. españolas

La Federación Española del Vino (FEV) trabaja actualmente en un plan de actuación para impulsar la lucha contra el cambio climático en el viñedo que tiene como objetivo buscar, en colaboración con las distintas administraciones públicas, posibles vías de financiación, tanto dentro de la PAC como fuera de ella, que permitan al sector desarrollar estrategias para frenar los alarmantes efectos del cambio climático sobre el sector del vino.

EL PLAN CONSTA DE TRES LÍNEAS ESTRATÉGICAS

Inversión directa

Facilitar a las bodegas y viticultores su acceso a aquellas herramientas de adaptación que conllevan una investigación directa en tecnología y/o mecanismos de mitigación (plataformas de gestión de viñedos, instalaciones de riego por goteo, sensorización, molinos antiheladas, mallas de sombreo, etc.).

I+D+i

Canalizar las distintas necesidades de conocimiento y tecnología que el sector identifique en su estrategia de lucha contra el cambio climático, a través del desarrollo de proyectos de I+D+i en colaboración con centros de investigación, ya sean de forma individual o a través de la creación de consorcios.

Formación y Divulgación

Facilitar la información existente en relación a las distintas estrategias de lucha contra el cambio climático a todo el sector vitivinícola, con el objetivo de aumentar su concienciación y su grado de conocimiento sobre medidas eficaces.

Asimismo, la FEV tiene en marcha el certificado Wineries for Climate Protection que, desde el 2016, define los criterios que debería cumplir una bodega sostenible en el aspecto medioambiental. La certificación WfCP está orientada a la mejora continua y a la sostenibilidad de las bodegas, actuando en cuatro pilares fundamentales: reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), gestión del agua, reducción de residuos y eficiencia energética, y energías renovables.