logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

19 de marzo, 2021

Un proyecto estudia el riego en variedades tintas de vid para paliar efectos del cambio climático

Se centra en las variedades de uva tinta Garnacha, Tempranillo, Syrah y Mencía en distintas zonas vitícolas del país

I+D+i

El proyecto se denomina “Gestión hídrica y agronómica anual en variedades tintas de vid para mejorar su manejo productivo y cualitativo y disminuir los efectos del cambio climático” y está financiado por el Plan Estatal de Investigación Científica y Técnica y de Innovación.

El estudio se centra en las variedades de uva tinta Garnacha, Tempranillo, Syrah y Mencía en distintas zonas vitícolas del país.

Coordinado por el Centro de Investigaciones Científicas y Tecnológicas de Extremadura (CICYTEX), cuenta con la participación del Instituto Tecnológico Agrario de Castilla León (ITACYL); Instituto Técnico Agronómico Provincial de Albacete (ITAP); Universidad de Santiago de Compostela (USC).   

Además del carácter prioritario del uso eficiente del agua en la situación actual, el cambio climático está provocando alteraciones en cuanto a plagas y enfermedades, fenología de la vid, proceso de maduración, rendimiento y calidad de la uva. El periodo de maduración se está adelantando a los meses de verano, coincidiendo con temperaturas más altas, lo que provoca un efecto adverso en la calidad, relacionado con los compuestos que influyen en la composición, el color y los aromas de los vinos, como son azúcares, ácidos orgánicos y compuestos fenólicos.

Ante esta situación, es necesario generar conocimiento para proponer sistemas de cultivo sostenibles en viticultura, pero también más eficientes en rendimiento, calidad y uso de los recursos.

Este proyecto con variedades de uva tinta comprende dos acciones principales relacionadas con el riego y el manejo del cultivo con diferentes prácticas agronómicas, para contribuir, en su conjunto, a maximizar el agua utilizada por la planta, mejorar el microclima de la cepa y en la zona de racimos, regular la producción, incrementar la calidad de la uva y reducir el uso de herbicidas.

Riego y prácticas agronómicas

El estudio del riego incluye aspectos novedosos: diferentes frecuencias y periodos de riego en el ciclo anual del cultivo y la respuesta del cultivo al riego de invierno para estimar el momento más adecuado en caso de escasez de lluvias o precipitaciones irregulares en dicha estación del año. Por otra parte, en los ensayos se estudiará el manejo del dosel foliar o parte aérea de la planta, la densidad foliar y la distribución de las hojas, y cuáles son sus efectos en la actividad fotosintética, la radiación solar que llega a los racimos, su incidencia en la maduración y la composición de la baya.

Este proyecto nacional integra a cuatro grupos de investigación especializados en viticultura, pero con trayectorias diferentes, por lo que algunas de las acciones serán complementarias, aportando un valor añadido al proyecto. Además de las tareas comunes, cada equipo profundizará en el proyecto en un aspecto concreto.

Extremadura y Castilla León abordarán de manera más específica la monitorización y recogida de datos para el ajuste del dosel foliar de la cepa y conseguir las condiciones más óptimas.

En Castilla La Mancha, se cubrirán las cepas en la fase de pre-brotación con un techado o cobertizo para simular un periodo de sequía invernal y estudiar técnicas que puedan paliar los efectos negativos.

Acolchado de pizarra como alternativa a herbicidas

En Galicia, se empleará en el suelo un acolchado o mantillo inorgánico, aprovechando residuos o material de desecho de la industria pizarrera de la zona, para evaluar su eficacia en la disminución de maleza en la hilera del viñedo, como alternativa a los herbicidas químicos. También se examinará si esta técnica novedosa es de utilidad en la eficiencia del riego para conservar mejor el agua de lluvia, ayuda a mejorar el perfil del suelo o aporta otras ventajas. Los estudios sobre gravas o acolchado inorgánico son limitados y se necesitan ensayos para comprender los efectos reales en los viñedos.

El proyecto se centra en cuatro variedades de uva tintas adaptadas en cada zona. En Extremadura, en la parcela experimental de CICYTEX, se realizará un ensayo con la variedad Garnacha, en Castilla León los estudios se harán con la variedad Tempranillo en la Ribera del Duero, en Castilla La Mancha se harán con Syrah en Albacete, y en Galicia con Mencía en la Ribeira Sacra.

Todos los grupos evaluarán, en el momento de la cosecha, el efecto de los tratamientos de riego y prácticas agronómicas aplicadas sobre el rendimiento, la productividad y la calidad de la uva. 

En conjunto, el proyecto tiene estructuradas cuatro tareas principales: influencia de la frecuencia de riego y la eficiencia en el uso del agua; influencia de la regulación de disponibilidad de agua en invierno sobre el comportamiento productivo y de la planta a lo largo del ciclo de cultivo; influencia en la apertura superior del dosel sobre el microclima, relaciones hídricas, y equilibrio productivo y vegetativo; influencia del uso de acolchado inorgánico en el control de la hierba y la eficiencia del riego.