logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

11 de octubre, 2020

Seis investigaciones exploran los beneficios del Aceite de Orujo de Oliva

Ensayos clínicos en humanos estudian las propiedades en salud cardiovascular y en la prevención del alzhéimer

I+D+i

La Interprofesional del Aceite de Orujo de Oliva, ORIVA, avanza en sus líneas de investigación en colaboración con el Consejo Superior de Investigaciones Científicas, CSIC, para conocer las ventajas culinarias y saludables de este aceite.

“Partimos de una composición química con mucho potencial, y los estudios científicos nos están dando la razón. Las conclusiones de los estudios terminados han sido muy positivas en cuanto a las propiedades culinarias y saludables. Y las líneas de investigación abiertas apuntan en el mismo sentido” afirma José Luis Maestro Sánchez-Cano, presidente de ORIVA.

El Aceite de Orujo de Oliva está compuesto en más de un 80% por ácido oleico y tiene un 3% de compuestos bioactivos -entre los que se encuentran ácidos y alcoholes triterpénicos, escualeno, tocoferoles, esteroles, alcoholes grasos y compuestos fenólicos-. Sobre su composición y aplicaciones giran los seis estudios emprendidos con el CSIC, dos de ellos ya concluidos y cuatro en desarrollo.

Vía de prevención del alzhéimer

Algunos de los compuestos bioactivos presentes en el Aceite de Orujo de Oliva podrían atenuar la inflamación de células cerebrales relacionadas con el alzhéimer. Este es el planteamiento central del estudio “Protección frente a la enfermedad de Alzheimer mediante la atenuación de la activación de microglía por el Aceite de Orujo de Oliva” del Instituto de la Grasa, IG, del CSIC.