logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

20 de marzo, 2020

La industria pide que los piensos sean reconocidos como un bien esencial

El sector cerealista y de fabricación de piensos en la Unión Europea (UE) ha pedido a la Comisión que se incluya la alimentación animal dentro de la lista de bienes esenciales

Ganadería

El sector cerealista y de fabricación de piensos en la Unión Europea (UE) ha pedido a la Comisión que se incluya la alimentación animal dentro de la lista de bienes esenciales decretada en las directrices comunitarias sobre gestión de fronteras, publicada el martes ante la expansión del coronavirus.

En un comunicado conjunto, los fabricantes comunitarios de piensos (Fefac), cereales (Coceral) y la industria de aceites vegetales y proteínas (Fediol) han recordado que los animales de granja tienen que ser alimentados todos los días para proporcionar productos alimenticios a la población.

En este sentido, algunos Estados miembro, como España, Italia y Bélgica, ya han incluido los suministros de piensos en su lista de productos esenciales, pero a juicio de los fabricantes se necesita un enfoque "armonizado" en términos de la UE.

Además, han pedido a las autoridades nacionales y comunitarias que tomen medidas "rápidas" para garantizar que "todos los alimentos y piensos", incluso si no son perecederos, pueden transportarse a través del territorio UE "sin obstáculos, siempre que se respeten todas las medidas de seguridad sanitaria necesarias".

La situación, de acuerdo a sus datos, es "crítica" porque cuanto más persistan estas restricciones, "más probable es que se materialice el riesgo de escasez" para las empresas alimentarias en cualquier nivel de la cadena alimentaria.