logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

17 de junio, 2022

La industria de alimentación y bebidas amortiguó en 2021 gran parte del impacto del COVID-19

Las exportaciones superan los 38.000 millones de euros, mejorando su volumen y valor

Industria

La industria española de alimentación y bebidas recuperó en 2021 gran parte de su actividad y ya está cerca de absorber el impacto de la crisis ocasionada por la pandemia, según los datos del Informe Económico de la Federación Española de Industrias de Alimentación y Bebidas (FIAB). El Informe, que recoge las principales magnitudes del sector durante 2021, ha sido elaborado con el apoyo del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA).

La producción real ha anotado un crecimiento del 5,3% con respecto a 2020, el equivalente a 139.655 millones de euros. Así, el sector de alimentación y bebidas ha podido solventar en gran medida el deterioro causado por las medidas aplicadas para contener la pandemia y su actividad solo dista en apenas 600 millones de euros de las cifras de 2019.

Asimismo, el valor añadido bruto (VAB) en 2021 se cifró en 26.660 millones de euros, con un crecimiento del 11,2%. De esta manera, el peso de los alimentos y bebidas sobre el total de la economía se sitúa en el 2,5%, mientras que sobre las manufacturas ha llegado a superar el 19,5%.

La reactivación del ocio y el funcionamiento, aunque de manera intermitente aún durante 2021, de fuentes importante como la hostelería y el gasto asociado al turismo han relajado las cifras de consumo en el hogar que en 2020 vivieron un puntual repunte por el contexto de pandemia. Así, en el periodo enero–noviembre (últimos datos disponibles) el gasto acumulado en alimentación y bebidas en los hogares fue de 67.058 millones de euros, un descenso del -6% con respecto al mismo periodo de 2020.

El aumento progresivo del consumo fuera del hogar se refleja en el comportamiento del gasto medio per cápita, que también cede un -5,8% hasta los 1.453 euros. En los primeros once meses del año, el volumen de productos adquiridos por los españoles se estableció en 587 kg, una reducción de más de 43 kg por persona.