logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

12 de noviembre, 2021

La fusión entre el mundo físico y el digital impulsa nuevos hábitos de consumo

Nielsen presenta los resultados del informe Digital Consumer Survey 2021

Industria

Si algo hemos aprendido durante este tiempo es la paradoja de que el cambio se ha convertido en la única constante en nuestras vidas. Por ello, la rapidez de adaptación y la adopción de las nuevas tecnologías es crucial a la hora de entender cuál es la mentalidad del consumidor, cómo se comporta y cuáles son las razones que subyacen detrás de este comportamiento. Tan solo un año y medio después de los inicios de la pandemia, estamos menos tiempo conectados a Internet que durante los meses duros de confinamiento, menos la Generación Z y los Millennials, que incrementan el consumo de Internet, 7 puntos por encima que la media, hasta las 76 horas semanales (12 horas/día). Además, nos conectamos principalmente desde nuestros smartphones. Otro de los fenómenos derivados de la hiperconectividad es el denominado “efecto doble pantalla” (ver la TV mientras nos conectamos a Internet) que ya es parte de nuestra vida cotidiana.

En este sentido, Nielsen, líder global en medición de audiencias, en conjunto con Dynata, presentan el *informe Digital Consumer Survey 2021, que arroja luz sobre los nuevos hábitos de consumo y compra que ha provocado la covid-19 en los españoles, cuya principal característica es el inicio de una nueva era: la híbrida. Una nueva realidad en la que se produce una auténtica fusión entre el mundo físico y el digital.

Optamos por dirigirnos presencialmente a los establecimientos como supermercados, farmacias, y para la compra de enseres del hogar y productos de limpieza. Por el contrario, la preferencia online se localiza especialmente en la compra/reserva de viajes, contratar servicios de telecomunicaciones (teléfono/Internet, etc), y la compra de videojuegos. Sin embargo, es importante considerar que existen categorías sin una preferencia delimitada por el canal de compra como lo son contratar servicios financieros, la ropa o accesorios y los dispositivos electrónicos.

Además, el principal motivo para comprar online de los españoles es el de ahorrar tiempo, especialmente entre las mujeres de 40-45 años, mientras que para la Generación Z, los envíos gratis resultan lo más atractivo de la compra online. Por su parte, lo que los españoles más valoran de la posibilidad de comprar en los establecimientos es poder ver y tocar los productos y la opción de probarlos. Por generaciones, las mujeres pertenecientes a los “baby-boomers” (entre los 55 y los 75 años) son las que más han vuelto a las tiendas, mientras que las generaciones más jóvenes y por tanto, más digitales, se han adaptado mucho más a la compra online y no echan tanto en falta el contacto físico a la hora de comprar un producto, sino que su principal razón para acudir a los establecimientos es la experiencia de compra.