logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

15 de noviembre, 2022

La DANA causa pérdidas superiores a 15 millones en la agricultura de Valencia y Castellón

Cítricos y hortalizas son los cultivos más afectados, con hasta el 100% de afección

Agricultura

La DANA que el pasado fin de semana azotó la Comunitat Valenciana ha ocasionado importantes daños al sector agrario. Según una primera valoración de urgencia avanzada por la Asociación Valenciana de Agricultores (AVA-ASAJA), las lluvias torrenciales y el pedrisco han provocado unas pérdidas superiores a los 15 millones de euros, debido a los daños de hasta el 100% de afección en los cultivos y a los graves desperfectos en infraestructuras agrarias, fundamentalmente caminos rurales, márgenes y vallas.

Las comarcas más castigadas por el temporal son L’Horta Nord, Camp de Túria y La Plana Baixa de Castellón. En la provincia de Valencia, los términos de Riba-roja del Túria, Benaguasil, la Pobla de Vallbona, Bétera, Aldaia, Manises y Vilamarxant han sufrido las peores consecuencias de la DANA. Aunque aún es pronto para concretar los daños totales en cítricos (mandarinas y naranjas) porque la piel todavía no ha cicatrizado los golpes de la piedra, los agricultores consultados estiman graves mermas de producción que, en algunos casos, se verán acentuadas por la excesiva humedad al permanecer los huertos anegados durante varios días. Las hortalizas de temporada (coles, alcachofas, lechugas, etc.) y los caquis también registran importantes siniestros.

En la provincia de Castellón, los términos de Nules, Burriana y Les Alqueries han padecido una tormenta de pedrisco con efectos muy negativos para los citricultores. Hay campos donde la piedra ha provocado la pérdida de toda la cosecha, además de defoliación de hojas y daños en la madera del arbolado, con lo que podría perjudicar la cosecha de la siguiente campaña. Las lluvias además han causado la muerte de pollos pequeños en algunas granjas de la zona. Con la granizada de abril de 2021, se trata del segundo gran temporal que la citricultura de la Plana Baixa sufre en apenas dos años.