logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

7 de mayo, 2021

El programa de Acuicultura del IRTA aportará su conocimiento en el proyecto Nutripargo

Para optimizar la producción de pargo lunarejo en Nicaragua

I+D+i

Más de 140 pescadores artesanales del pacífico nicaragüense optimizarán la producción de pargos lunarejos. La producción acuícola se tecnificará con la creación de dietas equilibradas que cubran los requerimientos de proteína y lípidos, que reduzca los tiempos de engorde e incorpore insumos locales para reducir los altos costes de alimentación de la especie con valor comercial y demanda en la dieta nicaragüense.

La ayuda a estos pescadores será a través del proyecto “Eficiencia nutricional mediante dietas balanceadas de alto contenido proteico en el cultivo de Pargo (Lutjanus Guttatus) en Chinandega”, denominado Proyecto Nutripargo y ejecutado por Amigos de la Tierra España, el Instituto para el Crecimiento Sostenible de la Empresa (ICSEM), la Fundación Luchadores Integrados al Desarrollo de la Región (LIDER), el Instituto de Investigación y Tecnología Agroalimentarias (IRTA), la Universidad Nacional Autónoma de Nicaragua, León (UNAN – León) y la colaboración técnica del Centro de Estudios y Servicios Ambientales Villa Clara de Cuba.

Los especialistas han creado un plan de nutrición por cada etapa de crecimiento. Para ello deberán caracterizar los ingredientes disponibles localmente como la cabeza de camarón, cutícula de camarón, vísceras de pescado, fauna acompañante y otros de origen vegetal; y con ello formular las dietas, las que serán evaluadas por los pescadores artesanales en sus granjas, con la asistencia técnica de la UNAN – León. La formulación de la nueva dieta balanceada por etapa de crecimiento será posible gracias a la inversión de 120,000 euros provenientes de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) y más de 51,000 euros de los socios españoles y nicaragüenses.

Los institutos ICSEM e IRTA serán los responsables de la transferencia tecnológica sostenible y del conocimiento, técnicas, herramientas y metodología para la formulación de dietas y elaboración del alimento, tanto a pescadores como a docentes de la UNAN-León. Al tener las dietas con mejor impacto durante su ciclo de engorde, se creará un plan de nutrición con buenas prácticas de alimentación, lo que reducirá los costos, tiempo, transporte y espacio para resguardar el alimento. Las dietas estarán disponibles al finalizar el proyecto y serán reproducidas por la Cooperativa La Limonera, que serán distribuidas a 9 cooperativas que se dedican al cultivo de 120,000 pargos lunarejos en 25 jaulas flotantes por ciclo productivo.