logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

24 de febrero, 2022

El limón de Europa producido en España consigue la huella hídrica más baja del sector hortofrutícola

La huella hídrica del limón producido en España ha disminuido un 39% durante los últimos 30 años

Sostenibilidad

Diversos expertos, como los que forman parte del Centro Europeo de Predicción a Medio Plazo (ECMWF), apuntan al fenómeno meteorológico de “La Niña” como posible causante de una sequía que ya amenaza con restricciones de agua en España. Por tanto, cada vez son más necesarias iniciativas como la desarrollada por el sector del limón español, que ha logrado reducir su huella hídrica a 271 m3/t, posicionándose como la fruta con menor huella hídrica entre todas las cultivadas en el país, según se desprende del informe ‘Huella hídrica del limón en España’ realizado por la Asociación Interprofesional de Limón y Pomelo (AILIMPO).

“El cultivo del limón es un ejemplo en el aprovechamiento y la gestión óptima del agua”, apuntan desde AILIMPO. Esto se debe a que los pasos dados tanto en el riego como en la fertilización han conseguido incrementar la productividad de las explotaciones un 274% a lo largo de los últimos 30 años, obteniendo una mayor producción por cantidad de agua empleada.

La huella hídrica es un indicador del uso de agua dulce para obtener un producto o servicio, que considera el consumo directo y el indirecto a lo largo de la cadena de suministro. Para ello, se tienen en cuenta tres factores: la huella hídrica azul, que es el agua extraída de fuentes superficiales o subterráneas; la huella verde, derivada de la lluvia asimilada por los cultivos; y la huella hídrica gris, la cual corresponde al agua utilizada para evitar la alteración del agua azul.

“El cálculo de la huella hídrica forma parte de la política de sostenibilidad de AILIMPO en el ámbito medioambiental, cuya finalidad no es otra que es alinearse con los puntos 6 y 12 de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de las Naciones Unidas (ONU), los cuales se refieren a garantizar la disponibilidad y la gestión sostenible del agua y el saneamiento para todas las personas, así como a profesar un consumo mucho más responsable”, explican desde AILIMPO.

Este innovador trabajo llevado a cabo desde la interprofesional ha seguido la metodología establecida por Water Footprint Network (WFN), que es la organización mundial de referencia en este campo, ofreciendo información de la huella hídrica del limón europeo producido en España por variedad y provincia. Además, los datos obtenidos han sido comparados para ver su evolución durante los últimos 30 años y contrastar la huella del limón respecto a otras frutas.

Así, el informe cuantifica la huella hídrica del limón que se cultiva y produce en España en unos 271 m3/t, siendo la huella azul de 155 m3/t, la verde de 56 m3/t y la gris de 60 m3/t.