logo agrobank

Tu privacidad es importante para nosotros

CaixaBank utiliza cookies propias y de terceros para analizar tu navegación con fines estadísticos, de personalización (p.ej., idioma) y publicitarios, incluido el mostrarte publicidad personalizada a partir de un perfil elaborado en base a tu navegación. Pulsa para tener más información o para configurar o rechazar su uso. También puedes aceptar todas las cookies pulsando el botón “Aceptar y seguir navegando”

3 de agosto, 2022

A partir de los 40ºC, el cerebro no funciona correctamente

La Dra. Silvia Álava alerta de los síntomas que pueden provocar en nuestro cerebro la exposición a altas temperaturas

I+D+i

Fallos en la memoria a corto plazo, dificultades en la capacidad de atención, lentitud en los reflejos… Estos son solo algunos de los síntomas que las temperaturas superiores a los 40 grados pueden provocar en el organismo. Así lo afirma la Dra. en Psicología Silvia Álava, miembro del Comité Científico del Instituto de Investigación Agua y Salud (IIAS) y fundadora del Centro de Psicología Álava Reyes.

“A partir de los 40 grados, nuestro cerebro deja de funcionar correctamente, ya que los procesos cognitivos se ven comprometidos a estas temperaturas”, asegura Álava. Entre las consecuencias que la experta asegura a que podemos experimentar en esta situación, se encuentran las siguientes:

·       Fallos en los procesos de atención selectiva.

·       Dificultades a la hora de gestionar las interferencias.

·       Lentitud a la hora de procesar la información.

·       Se producen más fallos en la memoria, sobre todo a corto plazo .

·       Aumenta la somnolencia y la sensación de cansancio y fatiga.

·       Los reflejos también se enlentecen.

“Tener cerca una botella de agua mineral y beber pequeños sorbos de agua, a lo largo del día, de manera que no lleguemos a alcanzar la sensación de sed, puede ayudarnos a evitar todos estos síntomas”, comenta la experta en psicología.